En el Retiro con los chicos de Wukro

El encuentro con los chavales de Wukro y su clase de patinaje en el Parque del Retiro, se convirtió en una emocionante mañana ante el reencuentro con algunos ya conocidos, el cariño que siempre muestran los nuevos, Angel Olaran y personas que colaboran en su proyecto.

Cada vez nos motiva más el Proyecto Patinar en Etiopía.

Nos comentaron que habían estado contando los días para poder patinar desde unas semanas antes, al llegar a España y recorrer varias ciudades. Como siempre, no sabemos si es más emocionante y enriquecedor para nosotros o para ellos este tipo de actividades.

Llama la atención el cariño, el afecto lo disciplinados (dentro de que son chavales) y obedientes que son los chicos de Wukro en comparación con los españoles. Es más sencillo impartirles una clase a ellos a pesar del idioma.

Tras unos ejercicios básicos, en los que algunos chavales demostraron tener capacidades especiales, comenzaron a sentir confianza y soltarse el pelo disfrutando de las ruedas.

Como colofón, tras unos ejercicios de saltos con ellos, Carlos hizo una exhibición de su gran control del vuelo sobre ruedas y sus acrobacias.


La jornada concluyó con un paseo en patines por el Retiro en el que los chavales disfrutaron curiosos de los artistas (payasos, magos, cantantes,...)